¿Quién puede desarrollar un Desorden de alimentación?

Los trastornos de la conducta alimentaria podrían afectar a personas de todas las edades, origenes, grupos de diferentes culturas, pesos corporales y generos. Sin embargo, los estudios epidemiológicos indican que esta condición aparece con mayor inicidencia en la adolescencia o a inicios de la edad adulta, aunque tambien podría tener sus inicios en la infancia o presentar casos atipicos en etapas adultad (40 años o más) (Hoek, 2016).

A nivel mundial, los TCA, y las conductas alimentarias problemáticas relacionadas a los mismos se presentan con mayor incidencia en menores de edad pre-adolescentes y adolescentes y afectan predominantemente a mujeres (90%), aunque también se presenta en hombres (10%), dentro del total de la población mundial la prevalencia para la AN esta en un 0,9%, 1,5% para BN, 3.5% para el TA, y el 10% para los problemas que no contribuyen un trastorno pero se muestran asociados (Treasure, 2016).
El estado físico de estas personas se ve alterado significativamente, dependiendo de cuales sean las actitudes relacionadas a la comida: estados de desnutrición, mala nutrición, aumento en la frecuencia e intensidad de conductas purgativas como vómitos y laxantes; complicaciones que entre más avanzan podrían llegar a ser potencialmente mortales para las personas afectadas; se ha reportado una tasa de mortalidad entre el 10% y el 20% alrededor de la complicación de estos trastornos.

Tomando en cuenta el panorama Colombiano, las cifras se encuentran cercanas a la
prevalencia encontrada a nivel mundial, para la AN se describe una prevalencia del 0,8%, BN de 2,3%, y trastornos del comportamiento no especificados con una cifra del 14%. En el año 2015 se realizó la Encuesta en Salud Mental, encontrando otros datos relevantes para el análisis de esta condición, los resultados sugieren que el 9,5% de los varones y 8,8% de las mujeres en Colombia presentan algún tipo de comportamiento alimentario de riesgo y 2,7% desarrollan alguna enfermedad, un valor sobresaliente (Ministerio de Salud, 2015).

Estos trastornos son de origen multifactorial, es decir, se originan por la interacción de distintos factores entre ellos, causas biológicas y hereditarias, condiciones psicológicas, situciones que se desarrollan en el contexto familiar y factores socioculturales (Mitchison & J Hay, 2014). Son enfermedades que provocan consecuencias negativas tanto para la salud física como mental de la persona.

Agregar tu comentario

Entérate de todo
Encuéntranos en

© Copyright 2020 | Estructura Web desarrollada por Neuropúblico Agencia de Neuromarketing Digital